COPENHAGUE

Si no la has visitado la capital danesa te sorprenderá la creación de estructuras donde se fusionan los espacios abiertos, la luz y el agua. De esta manera, los canales, los lagos, las fachadas de colores y de entramados de madera, la magia del Tívoli, .... lucen más que nunca gracias a sus contrastes con lo nuevo. En la zona portuaria uno puede aprender arquitectura moderna, especialmente en Inderhavn, Nordshavn y Sydhavn. Aquí destacan, sobre todo, el Diamante Negro -una extensión de la Biblioteca Real-, la Playhouse - dedicada al teatro- y la maravillosa Ópera.
Ha sido designada Capital Verde Europea durante el 2014. La capital es todo un ejemplo en ecoinnovación, movilidad sostenible y diseño urbano.

Copenhague añade a sus encantos de toda la vida un buen número de estructuras vanguardistas que ratifican la fama del diseño escandinavo.
Pequeña, coqueta y elegante a medio camino entre Escandinavia y Centroeuropa, vive el dia sobre dos ruedas y apura la noche hasta la última gota.
Disfruta del Palacio de Rosenborg, el Castillo de Rosas fue construido en 1633 por el rey Christian IV, es el emblema de la capital que se encuentra inmerso en un bellísimo parque en el que los habitantes de la ciudad se relajan a última hora del día.
Desde la Plaza del Ayuntamiento, la Radhusplandsen, donde podemos saludar a la estatua del famoso cuentista Hans Christian Andersen, situada a la derecha del consistorio. Nos dirigimos hacia Stroget, la primera calle peatonal del mundo. Edificios fachadas con alegres colores, caras que parecen salidas de ilustraciones vikingas y el bullicio de grandes y pequeñas boutiques, joyerías o cafés de moda nos sorprenderán a lo largo de más de un kilómetro.
Nyhavn, conocido como el nuevo puerto de Copenhague, es una de las estampas más famosas de la ciudad. Es un canal que mandó construir el rey Christian V a la temprana edad de 24 años. A lo largo de sus 400 metros poco queda ya del espíritu de viejas tabernas para lobos de mar y casa de tatuadores. Sus coloridas casas albergan restaurantes de lujo y bares que se llena en cuanto cae la tarde.
En el Palacio de Amalienborg, espectacular residencia de la familia real danesa, en forma de plaza octagonal delimitada por enormes edificios rococó.  Es posible ver el cambio de la Guardia Real.
Más famosa es La Sirenita, la estatua del personaje de Andersen, que soñaba con convertirse en mujer y reemplazar su cola marina por unas piernas humanas, se asienta sobre unas rocas situadas frente a la Ciudadela edificio en forma de estrella que data de 1662.  La bella estatua soporta las ordas de turistas que van a sacarse fotos junto a ella.
Enfrente de la estación central encontramos el Tivoli. El parque de atracciones más famoso de la ciudad tiene su origen en un dato curioso: el año 1843, una oleada de crimen azotaba la ciudad y el rey llegó a la conclusión de que el motivo de la violencia era que no había ningún lugar donde divertirse plenamente. Su visita es un clásico y, una vez dentro, será fácil dejar volar la imaginación.
Por último el peculiar barrio de Christianía. Comenzó en 1971 cuando un grupo de hippies demolió las barreras de un antiguo campamento militar y tomó posesión de él.  En la actualidad viven cerca de 2.000 personas y pasear se convierte en toda una experiencia. Sus antiguas naves industriales abandonadas han pasado a convertirse en inmensos talleres de artistas locales.

Donde dormir
- Hotel Copenhague Crown. Situado en el barrio de Vestebro a unos 10 minutos de la Estación Central, donde hay varios hoteles menos caros y restaurantes recomendados.
Restaurantes y cafeterías
- Café Norden. En la plaza HØjbro, en StØget, está Norden, con su terraza donde sirve café expreso, tartas y pasteles. Es caro pero vale la pena aunque solo sea por una vez. 
- La Sirene: Uno de los pocos restaurantes sobre el canal Nyhavn de precio asequible. Cocina Italiana.
- Jensen’s BØfhus. Cerca del Tivoli de la popular cadena con locales en casi todo el país, ofrece un bufé de ensaladas y buenos platos de carne con muy buena relación calidad y precio.
- Rælder 12. En Dronningens Tværgade, 12. Pequeño restaurante, pero acogedor y trato amable.
Museos
- Amalienborg Museum. Entrada adulto: 55 kr. y estudiante: 35 kr. Se exhiben las estancias de las familias reales de Dinamarca entre 1836 y 1947, con sus muebles y decoración tal y como rodearon a los monarcas de entonces: Christian IX y la reina Luisa. 
Guia
- La guia de bolsillo El País-Aguilar es muy práctica por su reducido tamaño y porque reúne los datos básicos para disfrutar de la ciudad.

Entradas populares de este blog

Italia

Rusia

DINAMARCA