Vilna

Calle del casco viejo
La capital de Lituania, Vilna (Vilnius) se considera una de las capitales bálticas más hermosas. Su casco antiguo es el más grande de la Europa del Este tan embriagador, decadente y frágil. Su horizonte urbano, similar a una caja de bombones, está plagado de agujas de las iglesias ortodoxas y católicas. La ciudad alberga más de 1.500 edificios construidos en diferentes siglos y estilos arquitectónicos: clásico, renacentista, gótico, pero hay uno que destaca por encima de todos: el barroco.
Por su riqueza e importancia cultural, la UNESCO le ha otorgado el título de Patrimonio de la Humanidad. Pero hay algo más en esta capital endiabladamente atrayente que llama la atención, y es que seduce por su alma.
Tuvo poso en el imperio zarista, vistió como bastión soviético y sufrió la ocupación nazi. En ella se han asentado cristianos, ortodoxos y judíos, de hecho Vilna ha sido conocida como la "Jerusalén del Norte".
Precisamente a esta devoción religiosa se debe su gran riqueza monumnetal. El casco viejo alberga iglesias barrocas como la católica de Santa Teresa, Espíritu Santo la principal iglesia polaca de la ciudad, monasterios y la catedral situada en una plaza proyectada para hacer realidad los sueños, este templo de grandes dimensiones es el símbolo nacional. En el interior se destaca la Capilla de San Casimiro donde presenta un cúpula barroca, muros de mármol de color y granito, esculturas blancas de estuco y escenas murales de la vida del santo. El purismo del gótico está en la Iglesia de Santa Ana que Napoleón quiso llevársela a París y fuera del casco antiguo el impresionante templo barroco dedicado a San Pedro y San Pablo o el barrio residencial, que es una sucesión de estancias palaciegas situada en pleno centro histórico.
Barrio Uzupis
La zona universitária tiene un gran valor ya que su legado es de más de 400 años. Su Universidad es una de las más antiguas de Europa donde actualmente estudian más de 22.500 alumnos. Entre los pasajes y puertas de las calles se accede a los ocultos pero interconectados por 13 patios. El más grande el Gran Patio, donde la Iglesia de San Juan con un campanario del siglo XVII es uno de los distintivos del horizonte de Vilna. No hay que olvidar el barrio de Uzupis, llamado el "Montmartre lituano", con las mejores vistas capitalinas. Este barrio que sus habitantes le han dado el nombre de "república independiente" es, en realidad, un barrio situado en uno de los recodos que forma el rio Vilnele a su paso por la ciudad y en él se concentra el mayor número de artistas por metro cuadrado de la capital.
Es inevitable una visita al museo de la KGB, un siniestro lugar donde los polícias rusos torturaban a los presos políticos. No está de más echar un vistazo a la memoria histórica del sufrido pueblo lituano en el llamado Museo del Genocidio.

Hotel

- Hotel Rinno. Vingriu gatve, 25. Inaugurado en el año 2000 y sus propietarios siempre han luchado por un alojamiento donde el contacto entre sus huéspedes forman parte de su personalidad. Es pequeño y coqueto con 17 habitaciones, tranquilas y acogedoras. Está cerca del casco antiguo.

Restaurantes, bar y cafeterias

- California. Subaciaus gatve, 2/1. Tapas y vinos.
- Prie Angelo Kavine. Uzupio gatve, 9/2 en el Barrio Ozupis.
- Restaurante Felicini
- Hardys. Pilies gatve, 18
- Chili Pica. Didzioj gatve, 5. Situado en el casco antiguo, queda cerca de la estación de autobuses y trenes. La pasión lituana por las pizzas sencillas no cesa en esta cadena.
- Vynine Savas Kampas. Vokieciu gatve, 4/2. Inaugurado en 1995, en las cercanías del ayuntamiento, presenta un marco ya típico a base de madera. En la entrada hay un gran mapa de España con su selección de vino, entre los que destacan Zamora.
- Vynine San Marco. Una pequeña vinoteca con una selección de vinos de todo el mundo. Tiene una pequeña terraza.
- Pizza Jazz. Gedimino pr. 20
- Forto Dvaras. Pilies gatve, 16/2. Esta cadena posee varios locales en la capital, todos especializados en cocina lituana, en la que nunca faltan los típicos cepeliani.
- Sokolado. Pilies gatve, 28. Tomáte un buen café con un delicioso trozo de pastel.

Entradas populares de este blog

Italia

Rusia

DINAMARCA