Italia

Lombardía

Existe una antigua premisa que dice Milan è Milan –Milan es Milán-. Aunque a primera vista pueda parecer que no tiene el encanto de otras ciudades italianas, es una urbe de constrastes y secretos ocultos que le otorgan una personalidad única.
Milán
Aunque a primera vista pueda parecer que no tiene el encanto de otras ciudades, es una urbe de contrastes y secretos ocultos que le otorgan una personalidad única. Cosmopolita, señorial y elegante, la ciudad lombarda es una urgen vibrante y excesiva que los mismo nos muestra sus perfiles góticos que sus escaparates llenos de glamour. Tiene algunas de las iglesias más maravillosas, ofrece fantásticas oportunidades para hacer compras de cualquier tipo, barrios con carácter muy distinto como Navigli, disfrutar de bonitos parques y jardines escondidos.
La imagen más visible de esta ciudad es su Duomo, la Catedral -la tercera iglesia más grande del mundo- tardó más de 400 años en concluirla. La portada néogótica, la estampa más típica del templo que se alza en la imponente Piazza del Duomo. Coronando la central, La Madonnina, una estatua dorada que representa a la Virgen y que, desde hace más de 230 años, culmina esta obra casi faraónica que encargaron los Visconti. En su interior, un bosque de 52 pilares marmóreos nos acompaña por la nave. La vecina Galleria de Vittorio Emanuele II, un pasaje comercial que alberga tiendas de grandes modistos y algún que otro restaurante de renombre. Acristalada y decorada con mosaicos, fue construida en 1865 con el objetivo de conectar las plazas del duoma y della Scala.
Galleria de Vittorio Emanuele II
Otros de los símbolos de la ciudad es el Teatro alla Scala, el palacio de la ópera milanesa, construido sobre la iglesia de Santa María della Scala.
El legado de Leonardo ha generado una auténtica peregrinación a la Iglesia de Santa Maria delle Grazie, una maravilla renacentista que Luvodico Sforza quiso convertir en mausoleo familiar. Otra iglesia es Sant Ambrogio que se remonta a finales del siglo IV d.C., aunque ha sido objeto de reformas varias veces. Su aspecto actual es el de un templo románico, aunque posteriormente le fue añadido un bello claustro. La de San Lorenzo Maggiore, por su parte, es una basílica del siglo IV cuyo principal atractivo radica en su planta redonda.
La torre del Castello Sforzesco
Algo más al sur, los Navigli -canales navegables- conformaron el distrito portuario de Milán en el siglo XIX y, hoy en día, se han convertido en uno de los barrios más animados de la ciudad. Aquí podrás encontrar rincones mágicos, como el vicolo de Lavandai -callejón de los lavanderos-, que aún conserva las antiguas tinas donde las mujeres limpiaban la ropa a principios del XX.
Los vestigios de su pasado medieval se representa en el Castello Sforzesco -castillo de la familia Sforza, los Medici milaneses-, cuya altanera torre invoca la imagen del burgo renacentista. Es un complejo de fortalezas, castillos y torres que constituyeron la residencia de esta poderosísima família. A sus espaldas, el Parque Sempione constituye un atentico pulmón verde en el corazón de la villa industrial.
Durante décadas, Milán ha sido sinónimo de elegencia y sofisticación por eso en el Quadrilatero d'oro formado con la conjunción de las vias della spiga, Montenapoleone, Manzoni y Sant Andrea aquí han abierta sus tiendas las firmas más importantes: Gucci, Prada, Armani, Versace, Valentino, ... 
  
Dónde dormir en Milán
- Hotel Serena en Via Boscovich, 59 de Milán

Dónde comer en Milán
Sabatini Pizzeria Grill Ristorante en Via Boscovich, 54 frentre al Hotel Serena.
- Regina Vittoria en la Via Molino Delle Armi, 48 al lado de la Basílica de San Lorenzo Maggiore.
- BINDI Piazzale Cadorna, 9. Local animado y luminoso que sirve deliciosos bollos y pasteles. Está cerca del castillo y del parque.
- Caffe Víctor Hugo en Via Víctor Hugo, 4. Es una pasteleria-heladeria donde preprarada un delicioso café con hielo.
- Bar ICE NICE en la Via Manzoni, 40/42. Aquí puedes tomar buenas pizzas, focaccia, ensaladas, ….

Bérgamo
La ciudad está situada en las extremidades de los Prealpes Oróbicos, en la confluencia de los valles Seriana y Brembana. Las instalaciones más antiguas consitituyen la parte alta de la ciudad, cercada por las murallas, en cuyo interior serpentean sus características calles estrechas y tortuosas.
Para acceder a la Ciudad Alta o Ciudad Vieja que está en la cima de un cerro arañado a los siglos se accede en funicular de la actual Viale Vittorio Emanuele II. El casco histórico rodeado de gruesas murallas con vías empedradas casi siempre en cuesta donde es díficil perderse.
Basílica de Santa Maria Maggiore
Coger la Via G. Donzetti hasta llegar a la Piazza del Duomo una pequeña plaza que en la época medieval fue el centro público, religioso y comercial de la ciudad. Aquí se situaban las iglesias más importes: Duomo (antigua iglesia de San Vicente), el Battistero, la Capella Colleoni y la Basílica Santa Maria Maggiore.
Cruzé los pórticos para llegar a la plaza donde se alza la torre junto al Ayuntamiento, palacios, cafeterías y restaurantes. La Plaza Vecchia es el corazón de la ciudad. Una plaza rectangular que en el centro está la Fontana de Alvise Contarini típico ejemplo de fuente barroca, con bellos tritones y leones donde salen chorros de agua. En el lado sur el Palazzo de la Ragione que en un tiempo estuvo cubierto con blasones e insignias de los que quedan algunos fragmentos.
La Torre Campanaria “El Campanone” erigida en el siglo XII, ha tenido varias transformaciones en la parte terminal por algunos incendios.
En el lado oeste de la plaza el Palazzo del Podestà Vèneto construido hacia la mitad del 1300 por la familia Suardi. Fue la residencia de los gobernadores vénetos que a turno, por 16 meses, gobernaban la ciudad.
En una pequeña plaza donde se ubica la Capilla Colleoni considerada como una de las primeras demostraciones del arte renacentista (1470), que en su interior está el mausoleo de Bartolomeo Colleoni, capitán general de Venecia. Al lado de la capilla la Basílica de Santa Maria Maggiore edificada en 1137 es el edificio más importante de la ciudad. Mastro Fredo proyectó la basílica con el altar en dirección oriente, mientras al norte y sur los cuatro accesos sirven también para atravesar la plaza. En el interior hay que destacar un confesionario típico ejemplo de escultura barroca realizado en madera de nogal y boj.  El Battistero que está al lado un edificio de planta octogonal con elegantes columnas por Giovanni da Campione y el Duomo un templo de nave única, ha sido realizado sobre los restos de una antigua catedral.
Piazza Vecchia
En enfrente la Biblioteca Cívica que se inicio en 1604, proyectado por el arquitecto Vicenzo Scamozzi, fue utilizado como nueva sede del ayuntamiento. La fachada fue terminada a principios de 1900 siguiendo el proyecto de Scamozzi.
De aquí salen dos calles peatonales muy importantes: Via Bartolomeo Colleoni y Via Gombito ambas separadas por la Piazza Vecchia y consideradas las arterías más importantes de la ciudad alta.
La primera. con su nombre Via Colleoni que se refiere a Bartolomeo Colleoni, el señor que en pleno XV dominó Bérgamo durante su alianza con la ciudad-estado de Venecia. Esta via tiene menor longitud que la segunda donde destacamos el Teatro Social inaugurado en 1808 que se adentra en el Palazzo de Podestà y cuenta con nada menos que 1300 butacas. Al final de la Via Colleoni la Piazza Lorenzo Mascheroni hay una antigua puerta bajo un torreón con el reloj que se accedía a la antigua ciudadela medieval.   La segunda calle con el principal monumento la Torre de Gombito, que da nombre a la calle levantada en el siglo XII y con 52 metros de altura está considerada la más alta de la ciudad.
Panorámica desde Castillo San Virgilio

En la ciudad baja es el contrapunto perfecto a la ciudad que se esconde tras la murallas. En la elegante Piazza Dante con las sedes de la Banca Italiana, la Camara de Comercio y el Palacio de Justicia. Continuo hacia la Viale Roma hasta convertirse en Viale Vitorrio Emanuele II que lleva a la ciudad alta para subir en el funicular.  
Para subir hay que coger un funicular primero en la parte baja y después un segundo funicular que lleva a al Castillo de San Virgilio.

Hay que ir hasta la Piazza Lorenzo Mascheroni pasando por la torre del reloj donde abandonamos la ciudad en la Puerta de San Adalberto y avanzando más por otro portón medieval el de San Alessandro se llega al funicular que conduce al Castillo de San Virgilio que solo quedan las murallas desde donde se contemple una excelente visitas a la ciudad de Bérgamo.

Alojamiento
-       - Hotel San Giorgio *** Via San Giorgio, 10 de Bergamo. Este hotel está ubicado en un edificio histórico cerca de la estación de trenes de Bérgamo y a 3 km del aeropuerto. Las habitaciones tienen muebles sencillos, baño privado, TV de pantalla plana con canales vía satélite, caja fuerte y nevera. El desayuno se sirve en la terraza que ofrece unas excelentes visitas.

Dónde comer
-  - Ristorante Saporepuro Viale Papa Giovanni XXIII, 126-136 de Bergamo. www.vineriacozzi.it 
-      -  Pasticceria Salvi en la Via T. Tasso, 48 de Bergamo. Cafetería desde 1946
-       - Caffetteria Corsarola en la Via Bartolomeo Colleoni, 17 Bergamo
-      -  Il Forno Fassi en la Via Gombito, 17 de Bergamo
-     - Nessi en la Via Gombito, 34 de Bergamo

LA TOSCANA 

Tierra de arte y de colores que reúne todas las maravillas del mundo: espléndidas ciudades, pueblos pintorescos, playas de arena fina y costas rocosas. Un viaje en el que surgirà, desde lo más hondo de nuestro sentir, la necesidad de exclamar: ¡La vida es bella!.

Florencia es una ciudad dedicada al arte y la arquitectura, es la capital de la Toscana. La ciudad seduce con sus monumentos, iglesias y sus plazas que hay que descubrir a pie.

Desde 1343 son cuatro los barrios históricos en los que podemos subdividir el paseo: Duomo, Santa María Novella, Santa Croce y Oltrarno.
Vista panorámica de Florencia

El primer barrio que visito es Oltrarno, uno de los más animados y populares de la ciudad. 
Aquí tengo la entrada reservada al Giardino de Bódoli creados a mediados del siglo XVI según el diseño del arquitecto Niccolò Pericoli y es un gran ejemplo de clásico jardín formal toscano. En el interior alberga el Palazzo Pitti palacio de 1437 que se convirtió en la residencia de los gobernantes de la ciudad y, de 1865 a 1919, en hogar de la familia real de Saboya.
Concluida la visita me dirijo hacia la Piazza San Felice con la Chiesa San Felice un edificio de una belleza interior donde las obras se mezcla con los cantos del coro y la Casa Guidi en esta residencia Robert Browning poeta y dramaturgo británico escribió Hombre y Mujeres. Por la zona hay dos calles interesantes: la Via Maggio llena de bonitas fachadas de palacios y la  Borgo San Jacobo repleta de tiendas, restaurantes y tres interesantes torres del siglo XII la Torre dei Marselli, la Torre dei Beifredelli y la Torre Barbadori. En el extremo sur la Torre dei Mannelli donde se inicia el pequeño y bello paseo al Ponte Vecchio un puente de piedra que se construyó en 1345 luce brillantes joyerías, un negocio que suele transmitirse de generación en generación, desde el siglo XVI.  
La parte del Duomo a Piazza della Signoria son los principales lugres de interés de Florencia, en la zona histórica y cultural de la ciudad.
Empecé en la Galleria Degli Uffizi toda una joya que alberga en el Palazzo degli Uffizi. Es un enorme edificio en forma de U. Su colección abarca todo el espectro de la historia del arte con 90 salas, pero su núcleo es la rica colección de obras maestras del Renacimiento.
Duomo
Sigo hacia la Piazza di Duomo con la grandiosa iglesia como principal escenario, también es uno de las tres grandes emblemas arquitectónicos de Italia. Su famosa cúpula de tejas rojas y su extraordinaria fachada de mármol rosa, blanco y verde son increíblemente maravillosas construida entr 1420 y 1436 según diseño de Filippo Brunelleschi. También tiene la cripta donde hay unas excavaciones realizadas entre 1965 y 1974 desenterraron partes de la Chiesa di Santa Reparata, del s. V. El Batisterio di San Giovanni de estilo románico con una estructura octogonal de mármol verde y blanco con tres conjuntos de puertas  concedidas como series de paneles que narran la historia de la humanidad y la de la Redención; y por último, el Campanile diseñado por Giotto ofrece la recompensa de una vista casi tan impresionante como la de la cúpula con una empinada subida de 414 escalones y 85 metros de altura. 
En la Piazza della Signoria una de las más bonitas de Florencia bordeada de antiguos cafés, repleta está la Fontana de Neptuno con sus sátiros de bronce y sus retozonas divinidades, al lado la Longia dei Lanzi un museo al aire libre de estatuas donde se muestran obras como el Perseo de Bronce (1554).
Tienda en Via de'Tornabuoni
Sigo hacia la Chiesa e Museo di Orsanmichele esta inusual e inspiradora iglesia, con un espléndido tabernáculo gótico obra de Andrea Orcagna, se creo al tapiar las arcadas de un antiguo mercado de grano (1290) al que se añadieron dos pisos durante el siglo XIV. 
Otra bonita plaza es la Piazza di la Republica enclave del foro romano y luego corazón de la Florencia medieval se creó en 1880 como parte de un controvertido proyecto de “mejoras cívicas” que implicaba el derribo del viejo mercado, el barrio judío y los suburbios. En dirección al río está la Chiesa de Santa Trinita construida en estilo gótico esta iglesia alberga algunos de los mejores frescos de la ciudad.
En la zona está la Via de’Tornabuoni con palacios renacentistas y tiendas de las principales firmas de moda, la calle comercial más cara de la ciudad. Llamada así por una rica y noble familia florentina, se le conoce también como el Salotto di Firenze.
Vuelvo al Barrio del Oltrarno donde se encuentra la Basílica di Santo Spirito con una elegante fachada obra de Brunelleschi, en la piazza más sofisticada cutre de Florencia, es aún más sorprendente en verano.
Un agradable paseo por la Via de’Bardi con muestra claros indicios de sus historia reciente. Toda esta zona fue derribada por las minas alemanas 1944 y rápidamente reconstruida con dudoso gusto después de la guerra. 
Frescos de la cúpula del Duomo

Casi dos horas de cola para visitar la Cúpula del Duomo con 91 metros de altura y 45,5 metros de ancho. Para disfrutar de los frescos hay que subir una escalera muy impinada, en la primera parada vista aérea del coro octogonal de la catedral y de las siete vidrieras redondas que perforan el tambor octagonal. La parte final se recompensa con una inolvidable panorámica de 360º de la ciudad.

Una vez concluida la visita me desplacé al pequeño pueblo de Fiésole, una agradable localidad medieval a unos 7 km. de Florencia, en la que Bocaccio hizo refugiar a los personajes de su famaso Decamerón.

Visité el Aula Arqueológica que era los vestigios de la antigua Fiésole con las ruinas de un templo etrusco, unas termas romanas y el museo arqueológico. Hice una pausa incluyendo la foto en los escalones del anfiteatro romano del s I a.C. escenario veraniego del festival al aire libre más veterano de Italia.

Al lado el Museo Bandini que expone arte toscano de principios del Renacimiento, incluido finos medallones de Giovanni della Robbia.

Me acerqué  a la Piazza Mino da Fiesole que está llena de terrazas de cafés y restaurantes que sirven una deliciosa comida.
Anfiteatro romano en Fiésole

Un bonito paseo por la zona de la Cattedrale di San Romulo que empezó a construirse en el siglo XI. Tiene una estatua de San Rómulo, de terracota esmaltada, de Giovanni della Robbia, flanquada a la entrada. Después subí la empinada cuesta de la Via San Francesco que se ven unas excelentes vistas a Florencia junto al Basílica di Sant’Alessandro.

De regreso a Florencia me dirigí a la Piazza Santa Maria Novella  con la Basilica e Chiostri Monumentali di Santa Maria Novella un conjunto monumental presidido por la fachada en mármol verde y blanco. Muy cerca está la farmacia más antigua del mundo.
Con dirección al río en la Piazza Ognassanti está la Chiesa d’Ognassanti del siglo XIII en origen parte de un monasterio benedictino. En el interior destaca el fresco de Domenico Ghirlandaio Virgen de la Misericordia. Y para concluir el día, un paseo hacia la Piazza Santa Trinita muy cerca está del Palazzo Davanzati una residencia del siglo XIV que fue sede de la familia de mercaderes Davanzati. 

El Barrio de San Marco puede presumir de tener al residente más famoso de Florencia el Señor David, el hombre más fotografiado del mundo.

Con reserva previa la famoso escultura se  encuentra en la Galleria di Academia construida para albergar una de las más grandes obras maestras del Renacimiento, el David original de Miguel Angel. Los destalles de la escultura con las venas de sus brazos, los músculos de las piernas, el cambio de expresión al mirarlo desde otros ángulos …. son realmente impresionantes. Esta hecha sobre un bloque de mármol color blanco nacarado, procedente de las canteras de Fantiscritti Carrara, con una altura de 5,16 metros y pesa 19 toneladas.
Galleria di Academia

En el barrio de Santa Maria Novella que se extiende al oeste y al sur de la Basílica que le da nombre cuenta con distinguidas boutiques, impresionante palacios e iglesias con obras de arte. La Basílica e Chiostri Monumentali di Santa Maria Novella esconde románticos claustros y impresionante capilla llena de frescos. En el interior hay que destacar la Capella di Filippo Strozi con frescos que representan las vidas de San Juan Evangelista y San Felipe Apóstol, la Capella Maggiore que relata la vida de la Virgen María, la Capella Strozzi di Mantova con frescos y un exquisito retablo. En el exterior está el Chiostro Verde un enorme conjunto monástico ocupado por frailes dominicos que debe su nombre a la base de tierra verde de los frescos de tres de sus cuatro paredes, la Capellone degli Spagnoli que está cubierta de extraordinarios frescos, el Chiostro dei Morti un cementerio con las lápidas en las paredes que datan de los siglos XIII y XIV, la Cappella degli Ubriachi y el refrectorio que contiene las reliquias eclesiásticas y una Última Cena de 1583 de Alessandro Allori.

Otro barrio interesante es el de San Lorenzo, territorio de los Medici que atesora palacios, iglesias, bibliotecas y mausoleos, todo ello decorado con extraordinarias obras de arte.

Visita con reserva previa a la Cappelle Medicee un lugar adornado con granito, el mejor mármol, piedras semipreciosas y algunas de las esculturas más bellas de Miguel Ángel, es el lugar de enterramiento de 49 miembros de la dinastía. En la Cappella dei Principi donde están enterrados algunos de los miembros de los Medicee, como Francisco I, Ferdinando I y II, Cosme I, II y III. En la elegante Sagrestia Nuova está enterrado Lorenzo el Magnífico,

En la Piazza San Lorenzo está la Basílica San Lorenzo uno de los ejemplos más armoniosos de arquitectura renacentista, la basílica nunca ha sido acabada. En su interior alberga las tumbas Di Cosimo y Donatello o el Tesoro de San Lorenzo.

Continuo visitando otros lugares importantes como: el Mercado Centrale una estructura de hierro y cristal del siglo XIX, el más antiguo y mayor mercado de productos frescos de la ciudad, el Palazzo Strozzi del siglo XV de estilo renacentista que se construyó para el rico mercader Filippo Strozzi tiene un impresionante patio interno, el Mercado Nuovo es obligado hacerse una foto con el famoso Il Porcellinno y la pequeña ruta del Porta Dante que fue el poeta más divino de Italia que empieza en la Via Santa Margherita con el Museo-Casa di Dante, continua con la Chiesa di Santa Margherita del siglo XI con muy poca luz y música clásica de fondo conserva el aspecto que tenía la Florencia medieval. 

Visita al Palazzo Pitti que alberga la Galleria Palatina que se sube a la 1ª planta donde acoge las pintura originales y la Galleria d’Arte Moderna en la 2ª planta conserva obras de arte de los siglos XVIII y XIX. La colección está dominada por la obra de la escuela florentina Macchiaioli, también se visita los apartamentos reales. La visita no te defraudará.

Volviendo al Barrio San Lorenzo se encuentra el Palazzo Medici-Riccardi  donde Cosme El Viejo confió a Michelozzo el diseño de la casa familiar en la ciudad en 1444. El resultado fue este palacio que influyó en otros palacios como el Palazzo Pitti y el Palazzo Strozzi. En el interior hay que destacar la Capella dei Magi con pinturas renacentistas y unos maravillosos frescos diseñados por Benozzo Gozzoli, y la suntuosa Sala Luca Giordano toda una obra maestra del arte barroco en la 1ª planta.

En el Barrio de San Marco está la tranquila Piazza della SS. Anunziata con la estatua ecuestre que representa al gran duque Fernando I de Medici que preside el centro de esta plaza. A su lado Chiesa della SS. Anunziata reconstruida por Michelozo y otros a mediados del siglo XV. En el otro lado el Ospedale degli Innocenti el primer orfanato de Europa fundado en 1421, y delante la Loggiato della Confraternita dei Servei di Maria de 1516 diseñada por Antonio dei Sangallo y Baccio d’Agnolo.
Palazzo Vecchio

El Barrio Santa Croce es una zona presidida por la gigantesca basílica del mismo nombre, situada en la plaza principal del barrio.

En la Piazza Santa Croce se creó en la Edad Media, básicamente para permitir que las multitudes de fieles se congregasen cuando la iglesia estaba llena. Desde el siglo XIV fue el animado escenario de torneos, festivales y competiciones de calcio storico. En un lado está el Palazzo dell’Antella que señala la línea de medio campo de uno de las cachas de fútbol más antiguas del mundo.

La enorme Basílica di Santa Croce con un austero interior provoca un sobresalto después de la magnífica fachada neogótica. Aquí yace las tumbas de Miguel Angel, Galileo o Ghiberti. La basílica fue diseñada por Arnolfo di Cambio entre 1294 y 1385, y debe su nombre a una astilla de la Santa Cruz que donó el rey Luis de Francia en 1258.  

Para terminar la tarde la visita al Palazzo Vecchio un palacio-fortaleza de Florencia con unas impresionantes almenas y una torre de 94 metros de altura, que fue diseñado por Arnolfo di Cambio entre 1298 y 1314 para la Signoria. En la visita hay que destacar el Salone dei Cinquecento con 53 metros de largo y 22 metros de ancho con las espectaculares escenas bélicas pintadas por Vasri y sus discípulos, que van del suelo al techo. Otras salas importantes son la Sala di Leo X los aposentos privados del cardenal Juan de Medici, la Sala dei Gigli llamada así por su friso de flor de lis que representa a la República Florentina, y la Sala delle Carte Geografiche que alberga la fascinantes colección de mapas del siglo XVI de Cosme I.
Siena fue fundada por el hijo de Remo y la loba alimentando a los hermanos Rómulo y Remo. La ciudad probablemente fuera de origen etrusco, aunque no se convirtió en una población destacable hasta el I a.C., cuando los romanos establecieron aquí una colonia militar llamada Sena Julia. El centro histórico ha sido declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1995. 
Siena
Lo primero que vi el complejo de Santa María o el conjunto de la Piazza del Duomo (las entradas ya estaban reservadas) que compone el Duomo con una impresionante fachada de mármol policromado blanco, verde y rojo diseñada por Giovani Pisano. El interior del Duomo es una preciosidad. Los muros y pilares cuentan con las mismas franjas blancas y negras del exterior, el suelo con incrustaciones de mármol, decorado con 56 paneles de 40 artistas distintos a lo largo de 200 años. El Battisterio di San Giovanni que está inacabado pero reluce tanto por fuera como por dentro con decoraciones de suntuosos frescos.  El Museo dell’Opera del Duomo repleto de importantes obras de artistas italianos incluidas las 12 estatuas de profetas y filósofos de Giovanni Pisano que antaño decoraban la fachada. La Librería Piccolomini construida para albergar los libros de Enea Silvio Piccolomini, más conocido como Pio II. Las paredes está decoradas con frescos narrativos de vivos colores. La Cripta debajo del púlpito de la catedral, fue redescubierta y restaurada en 1999. Las paredes están completamente cubiertas de pintura a seco que datan de principios del siglo XIII. Para concluir la visita la Puerta del cielo una visita guiada que se sube por una estrecha escalera de caracol, de 131 escalones para disfrutar del interior de la cúpula y de unas excelentes vistas de la ciudad de Siena.
Panorámica desde La Puerta del Cielo
Otra de las cosas que no debe uno dejar de escapar es la visita a la Piazza el Campo el símbolo de la vida de  la ciudad. Ubicada aproximadamente en el cruce de las tres colinas senesas que tiene un efecto forma semicircular, cóncava hacia el centro. Todavía hoy en recuerdo de las transcurrida vida ciudadana y de los antiguos espectáculos se celebra el “Palio”.
En su alrededor está ubicada la Fuente Gaia construida en el lapso entre 1409 y 1419 por Jacobo della Quercia. Fue inaugurada en 1414 y desde aquel día tomó el nombre de Gaia (Alegre) en recuerdo de los grandes festejos que por ella se dispusieron. En frente la Torre del Mangia con sus 102 metros la llamaron así por el apodo de su primer campanero: el Mangiaguadagni. Está cubierta casi totalmente de ladrillos. Al pie de la torre la Capilla de Plaza que hicieron edificar los seneses en acción de gracia por haber sido librados del peligro de peste en 1348.
Siena se merece bien un paseo agradable por sus calles donde se encuentran otros edificios de gran interés como la Chiesa di San Domenico donde Santa Catalina tomó el hábito dominico en este impresionante iglesia, cuya Capella di Santa Caterina está adornada con frescos de II Sodoma que representan sucesos de la vida de la santa. En la Casa Santuario di Santa Caterina el viajero puede conocer la vida de Santa Catalina en este lugar de peregrinaje. Las habitaciones de la casa se convirtieron en pequeñas capillas en el siglo XV.
Volví a Florencia para visitar la Piazzale Michangelo una enorme plaza, en la que se halla una de las dos copias del David y se puede disfrutar de una magnífica panorámica de la ciudad. La puesta de sol es particularmente espectacular. Es un paseo de subida por una carretera sinuosa, caminos y escalones, que asciende la ladera desde el Arno y Piazza Giuseppe Poggi. También se puede tomar el autobús 13 o 12 desde la Stazione di Santa Maria Novella. 

Pisa era una antigua potencia marítima en rivalidad con Génova y Venecia, la fama actual de Pisa proviene de un proyecto arquitectónico fustrado, pero su celebérrima torre Inclinada no es sino uno más entre los muchos monumentos que adornan esta fascinante ciudad.  
En la inmensa Piazza dei Miracoli conocida también como Campo dei Miracoli está el Duomo o Catedral de Pisa que se costeó con el botín obtenido por los pisanos cuando atacaron una flota sarracena en Palermo en el 1063. En el interior, destaca el extraordinario púlpito del siglo XIV esculpido en mármol de Carrara por Giovanni Pisano y con figuras desnudas y heroicas, su detallismo y hondura aportaron un expresionismo nuevo y vitalista de índole pictórica a la estructura gótica.  
A las 18:00 tenía a visita a la famosísima Torre que se alza en precario equilibrio. El acceso a la torre está limitado a 40 personas, las visitas duran unos 30 minutos y hay que subir unas 300 empinados peldaños. Su construcción se inició en 1173 pero se interrumpió una década después cuando los tres primeros cuerpos de la estructura empezaron a inclinarse. 
Piazza dei Cavalieri
Otra interesante plaza es la Piazza dei Cavalieri que fue el centro político y administrativo de la ciudad se encuentra el Palazzo dei Cavalieri di Santo Stefano junto al Palazzo della Carovana cuyos restos pueden apreciarse en la fachada meridional fue construido por Vasari por encargo del Cosme I de Medici. Continuando por el recorrido de las calles de Pisa se disfruta del estilo Románico en sus iglesias como la Chiesa de Santa Caterina de una sola nave con un transepto o la de San Sisto. En la Piazza San Felice la Ex Chiesa dei Santi Felice e Regolo un palacete neogótico.   

Desde la Estación de Pisa Centrale cogí un tren hacia Lucca, bella ciudad escondida tras imponentes murallas, hemosas piazzas y umbrosos paseos que la convierten en un destino perfecto para ser explorada a pie.

La monumental “mura” (muralla) de Lucca se levantó alrededor de la ciudad vieja en los siglos XVI y XVII, y se conserva en un estado casi perfecto gracias a los largos periodos que ha gozado la ciudad. Con 12 m. de alto y 4 km. de largo, las almenas se coronan con un ancho camino de ronda bordeado de árboles que domina el centro histórico y mira los Alpes Apuanos.

La primera visita para la Cathedrale di San Martino situada en la Piazza San Martino donde domina la impresionante fachada de estilo románica, data de principios del siglo XII, y se construyó en el estilo pisano luqués predominantes en la época junto al campanario. En el interior hay que ver el Volto Santo un sencillo Cristo de piel oscura y tamaño natural clavado a una cruz de madera fue tallado por Nicodemo. El Museo della Cattedrale custodia ricos ornamentos de oro y plata creados para el Volto Santo, como una corona del siglo XVII y un centro del XIX.

En la Chiesa dei SS Giovanni e Reparata en el interior del siglo XII de está iglesia secularizada sirve de fascinante marco a los recitales ópera que se organizan en verano. El Baptisterio es gótico corona una zona arqueológica con cinco niveles de construcciones que se remontan a la época romana.

La Via Fillungo discurre a través del corazón medieval de la ciudad antigua llena de tiendas, cafeterías o restaurantes y bonitas plazas como a la Piazza Anfiteatro cuyo nombre proviene del anfiteatro que existió aquí en época romana. En la misma Via está la Torre Civica delle Ore una de las más altas torres medievales con 50 metros.

Otra de iglesia que destaca es la Chiesa di San Michele in Foro una construcción románica que señala el lugar que ocupó el foro romano. En el interior en el transepto sur, repárese en la tabla Santos Jerónimo, Sebastián, Roque y Elena, obra de Filippino Lippi en 1479.
Por la tarde regresé a Pisa, desde la estación cogí la Via Corso Italia llena de tiendas, bares y restaurantes que llegas cruzando el puente donde hay unas bonitas vistas al río Arno.   

Visita al Baptisterio que presenta dos cúpulas superpuestas, cada una techada con plomo y azulejos a partes iguales, y rematadas por una estatua de Juan Bautista en bronce dorado de 1395. Tiene un púlpito hexagonal de mármol, labrado por Nicola Pisano, es el elemento más sobresaliente. Antes de abandonar el baptisterio hay que subir a la Galería Superior y escuchar la demostración del custodio de la increíble acústica de la doble cúpula y efectos del eco, cada 30 minutos.
En el entorno del Arno se halla la curiosa Iglesia de Santa María della Spina. Está bastante reconstruida, pues su cercanía al río le ha causado daño. Es coqueta y pequeña. Su fachada tiene una doble puerta románica. En esta zona también está el Palazzo Blu del siglo XIV magníficamente restaurado con una llamativa fachada de color azul grisáceo.
Otra excursión que se puede realizar desde la Estación Centrale de Pisa es Pietrasanta, una pequeña ciudad que antiguamente estaba amurallada donde se puede explorar los Alpes Apuanos y un destino precioso para una excursión de un día desde Pisa.
Puerta entrada a Pietrasanta
Desde la Estación de ferrocarril de Pietrasanta se cruza la Piazza Carducci para traspasar la puerta de la ciudad vieja, desembocando en la Piazza del Duomo, plaza mayor que funciona como galería al aire libre para esculturas y otras obras de arte de gran tamaño. Aquí se alza el Duomo di San Martino junto a la Torre de ladrillo rojo de 36 metros de altura. A su lado la Chiesa di Sant’Agostino del siglo XIII un espacio maravillosamente evocador para exposiciones artísticas que alberga el Museo dei Bozzeti que expone docenas de moldes de esculturas famosas forjadas o esculpidas en Pietrasanta. A la vuelta de la esquina, el antiguo Baptisterio con una pareja de fuentes bautismales crean un conjunto espectacular en el pequeño espacio iluminado por velas.
Otra atracción que tiene la villa es la Via Garibaldi una elegante via llena de boutiques de moda y galerías de arte, junto a la Via Giuseppe Mancini la principal calle comercial de la ciudad, cerrada en los extremos con esculturas contemporáneas.  
De regreso a Pisa, visité el único edificio que me faltaba el Camposanto, un edificio rectangular que reposan en torno a un jardín enclaustrado, se amontona tierra traída desde el Calvario durante las Cruzadas. En la Sala Affreschi se exponen unos frescos que fueron rescatados después de la II Guerra Mundial. El más notable es el Triunfo de la Muerte, excepcional ilustración del infierno atribuida al pintor del siglo XV Buonamico Buffalmacco.

Desde la Estación Centrale de Pisa sale un tren hacia San Miniato, uno de los pueblos más típicos de la Toscana donde también se cultiva la trufa blanca y negra. Cuando llegué a la estación de San Miniato cogí un autobús que me lleva hasta el centro histórico de la villa en lo alto de la montaña.
Existe una deliciosa razón para visitar esta encantadora ciudad medieval es: comer, recolectar y soñar con la Tuber magnatum pico (Trufa blanca).  Es todo un placer vagar por las antiguas calles empedradas de San Miniato, recrearse en la armoniosa melodía de las esplendorosas fachadas de sus palacios, las iglesias de los ss.XIV a XVIII, edificios, tiendas originales de vidirio o de venta de productos locales  y una imponente catedral románica. 

Alojamiento
- Hotel Delle Nacioni en Via Luigi Alamanni, 15 Santa Maria Novella, 50123 Florencia. Se encuentra a 50 metros de la estación Santa Maria Novella y a 10 minutos a pie de la catedral. Cuenta con un personal atento que sirve un desayuno buffet abundante. También dispne de conexión Wi-Fi gratuita.Las habitaciones están equipadas con aire acondicionado, TV vía satélite y baño privado. 
 Gran Hotel Duomo en Via S. María, 94 de Pisa. Se encuentra a 2 minutos a pie de la Piazza dei Miracoli, a 20 minutos a pie de la estación de tren de Pisa Centrale y a 4 km. del aeropuerto Galileo-Galilei. Dispone de conexión WI-FI gratuita, bar americano y una terraza en la azotea con unas magníficas vistas a la ciudad.

Restaurantes, bares y cafeterías 
- Caffe'Belvedere en Via Vosta S'Giorgio, 4 de Florencia. Está dentro del Giardino di Bódoli con una preciosa terraza con vistas a la ciudad. Aquí el precio del capuccino o una bebida es un poco caro.
- Asporto en Borgo San Jocobo, 16 deFi Florencia. Es un restaurante pequeño pero muy coqueto y familiar. El servicio es muy amable y lo mejor es su terraza donde tienes una excelente vista al famoso Ponte Vecchio.
- Caffe'La Cattedrale en la Via dell'Oriulo, 57r. de Florencia.
- Cabiria en la Piazza Spirito Santo, 2 de Florencia. Este bar está en el Barrio de Oltrarno y dispone de una terraza.
- I-Tarocchi en la Via dei Renai, nº 16 de Florenica. Dispone de un pequeña terraza.  
- Bar Ristorante Bristot en la Piazza Mino, 5 de Fiésole. Tiene platos como ravioli al pesto o rissotto a la fiorentina, en una bonita terraza.
- Cucina Mediterranea "Buffet" en Costa del Pozzo de Florencia. Dispone de una pequeña terraza. Cubierto dentro a 1,50€ y servicio fuera a 2,50€.
- Deanna Terra de Florencia
- Café Pontevecchio en la Via Pontevecchio., 87 de Florencia. 
- Caffé Martelli en Via de Martelli, 40 de Florencia. Un pequeño café con muy buenos productos a precio razonable.
Ristorante Pizzeria II Duomo
- Tato Ristorante Lunch en Largo Piero Bargellini, 2 de Florencia. El restaurante está en frente de la Piazza Santa Croce con gran variedad de pasta. Tiene una pequeña terraza donde disfrutar de una excelente vista.  
- Bar Siena en Via Malavolti, 2 de Siena. 
- Ristorante Pizzeria II Duomo en la Via dei Fusari, 19 de Siena. Este restaurante se encuentra en el centro de la ciudad de Siena, con una excelente comida y buena atención al cliente.
- Caffe del 900 en Bago Ognissanti, 9 de Florencia     -  Ristorante Trattoria La Buca www.labuca.org de Pisa. Tiene una terraza grande que da a la Piazza del Miracoli con vistas a los principales monumentos. Excelentes pizzas y buen servicio.
Cafeteria Cellini en la Via G. Oberden, 15 de Pisa. Está en la parte moderna de la ciudad. Tiene terraza.
- La Botegga del Paro en la Via Santa Maria, 127 de Pisa. A pocos metros de la Piazza dei Miracoli es un restaurante-tienda que sirven bandejas de embutidos locales. Dispone de una terraza.
- Aria Cafe'Restaurant en la Piazza San Martino en Lucca. Está en la Plaza San Martino delante de la Cathedrale con una amplia terraza. Buen servicio y buena relación calidad-precio.
- Girovita "Vicolo San Carlo" en la Piazza Antelminelli, de de Lucca. Situado en una pequeña plaza en el centro histórico de la ciudad en una zona muy tranquila.   
- Libería en Via Garofani, 8 de Pisa. Es una librería que dispone de una cafetería-bar con una bonita decoración. Un lugar muy tranquilo. 
- Osteria Antichi Sapori en la Via Garibaldi, 66 de Pietrasanta. Cocina italiana en un ambiente tranquilo y con una pequeña terraza.
- Bar Cantini en Via A. Conti de San Miniato. Esta cafetería-bar te ofrece unas excelentes vistas a la campiña donde puedes degustar excelentes porciones de pizza, focaccia y enladas. También hacen ricos desayunos.


Compras
- Cobalto Via Portigiani, 4 de Fiesole. www.cobaltoart.it
- La Fabrica delle Candele en la Via dei Pellegrini, 14 de Siena 
- Isola en la Fia Fillungo, 184 o Piazza Napolone, 24 de Lucca.  

El Lazio
El Lacio es ante todo la "Ciudad Eterna", la región está lejos de tener la fama de la Toscana o de la Umbría. Se va a Roma, y a pocos son los que se aventuran en los alrededores. Más del 50% de la población del Lacio se concentra en la capital, y que las ciudades de la región no siempre son de las más animadas.
Roma
La Dolce Vita entre palacios, edificios espléndidos, iglesias y templos es el escenario de Roma, rebosante de vitalidad. 
Roma posee una historia de 2.500 años de antigüedad y fue siempre el centro del poder papal o del poder mundial. 
Terminada la visita de los Museos Vaticanos muy cerca se encuentra el Castelo de Sant’Angelo un edificio original construido por el emperador Adriano como sepultura para él y los miembros de la familia imperial. No debes olvidar de cruzar el Ponte Sant’Angelo que une la orilla opuesta del Tíber y que en la antigüedad se conocía como Ponte Elio. 
Más adelane está la Piazza de Cavaour donde se ubica un enorme edificio el Palazzo de Justicia con dos bonitas fachadas, una de ellas está junto al río Tiber.   
Una de las plazas más bonitas es la Piazza Novona de estilo barroca fue construida por deseo del Papa Inocencio X, cuyo palacio se alza al sur. Tiene una forma estrecha y alargada porque fue realizada sobre el antiguo estadio romano del Emperador Domiciano. En el centro la Fontana del Quattro Fiumi una obra de Bernini en 1651, fue financiada mediante un impopular impuesto sobre el pan. 
Cada vez que los romanos se ponen a cavar encuentra ruinas como las de Largo di Torre Argentina más conocida como Área Sacra que fue descubierta durante unos trabajos de remodelación urbanística. 
Para terminar visité el Monumento a Vittorio Emanuele II conocido como el Vittoriano, está dedicado a Victor Manuel II de Saboya, primer rey de Italia unificada. 
En Villa Farnesina, una bonita villa de principios del siglo XVI decorada por el propio Peruzzi, Sebastiano del Piombo, Rafael y algunos de sus discípulos. Los soberbios frescos de su interior son en su mayoría de tema mitológico. Hay que destacar el Salon delle Prospettive, donde los frescos de Peruzzi crean la ilusión óptica de estar asomado a la ventana con columnas sobre una vista de la Roma del siglo XVI. 
También encontré el Palazzo Corsini que entre sus muros se han hospedado ilustres personajes como Bramante, Miguel Ángel, Erasmo de Rotterdarm y la reina Cristina de Suecia. En la actualidad alberga la galería nacional de arte antiguo y los jardines del palacio forman actualmente el Jardín Botánico de la ciudad. 
El famoso Barrio Trastévere el más bonito y simpático de Roma se encuentra la Basílica Santa María in Trastévere la más antigua de la ciudad y unas de las más bonitas. Tanto en el interior como en el exterior están decorados con magníficos mosaicos de los siglos XII y XIII con distintas escenas de la Virgen; el campanario cuenta con un pequeño mosaico en la parte superior. En la Capilla Altemps está la imagen de la Madonna della Clemenza del siglo VII. 
No me olvidé de pasar por la  Vía del Moro donde se rodó la película Only you.
Volviendo al centro entro en el patio del Palazzo de la Cancillería propiedad del Vaticano que alberga los servicios de la Cancillería Pontificia. 
Barrio Trastévere
En la Piazza Navona se alza en el centro la gran Fontana del Quattro Fiumi realizada por Bernini en 1651 y otras dos fuentes, la Fontana di Nettuno y la Fontana del Moro. En un lado la Iglesia de Sant’Agnese in Agone construida por Borromini con planta de cruz latina.
Otra plaza que merece una visita es la Piazza della Rotonda junto al Panteón uno de los monumentos de la antigua Roma más célebres por su excelente estado de conservación y su impresionante cúpula que constituye todo un prodigio de ingeniería.
Sigo hacia Ara Pacis Augustae, se trata de un altar conmemorativo para celebrar la paz en el imperio romano tras las victorias de Augusto en Hispania y la Galia. Lo más destacado del monumento que fue realizado en mármol de Carrara, es su decoración escultórica.
Otra famosa plaza es la Piazza di Spagna que debe su nombre a la ubicación de la Embajada de España ante la Santa Sede, que es la Misión Diplomática más antigua del mundo. Actualmente, la plaza y la escalinata suelen estar abarrotadas de gente a todas horas, tanto turistas como habitantes locales. 
A los pies de las escaleras y en recuerdo a las inundaciones de 1598 fue construida la Fontana della Barcaccia obra de Pietro Bernini que representa una barca a medio sumergir que se encuentra ligeramente bajo el nivel del terreno para soluconar el problema de presión del acueducto que la alimenta. 
En la Piazza de Trevi está la fuente más famosa de la ciudad Fontana de Trevi  además de ser de las mayores dimensiones. Fue iniciada por Nicola Salvi en 1732 y terminada por Giuseppe Pannini e inaugurada por el Papa Clemente XIII. La fuente está adosada a la fachada del Palacio Poli y las figuras centrales son Neptuno junto a dos tritones con caballos marinos. 
En la Iglesia Santa Maria della Santa Victoria de estilo barroca alberga en su interior en la Capilla Cornaro una de las obras maestras de Bernini, el grupo escultórico del Éxtasis de Santa Teresa
La Isola Tiberina es la isla que se formó cuando los romanos arrojaron al río el grano acumulado por el odiado rey Tarquinio en el siglo VI a.C. Para acceder a ella pasa el Ponte Fabricio, que es el más antiguo aún en uso sobre el río y desde el Trastevere por el Ponte Cestio.        
En la zona donde estaba alojada se encuentra la Basílica de San Pablo donde fue enterrado San Pablo se erigió la Celda Memoriae que el emperador Constantino transformó en Basílica en el año 324.
Cogí el metro para bajarme en Piramide donde está la Pirámide Cestia donde el magistrado romano Cayo Cestio murió en el año 12 a.C. y dejó en testamento enterrarse en esta pirámide de estilo egipcio. Esta tumba de 29 metros de altura y recubierta de mármol, se completó en 330 días.
Muy cerca las ruinas de Circo Máximo con unas dimensiones de 620 metros de largo, unos 140 metros de ancho y una capacidad de alrededor de 250.000 espectadores. Actualmente se conserva más que la explanada sobre la que se asentó el mayor circo de Roma.     
Pirámide Cestia
Sigo hacia Santa Maria in Cosmedin construida en el siglo VI sobre un antiguo templo de Hércules. El pórtico, el campanario y algunos elementos decorativos fueron  añadidos entre los siglos XII-XIII. En el pórtico se encuentra la famosísima Bocca della Verità. En frente la Via Petroselli con un par de templos muy bien conservados.    
En la Piazza del Campidoglio diseñada por Miguel Ángel a mediados del siglo XVI, aquí está el Palazzo Nuovo y el Palazzo del Conservatorio. También se puede disfrutar de una panorámica del Foro Romano.     
Llego a la Via Corso que junto a la Via Condotti tiene a las grandes firmas italianas de moda como Prada, Gucci …  que empieza en la Piazza di Spagna. Llego al Palazzo Doria Pamphily que pertenece a la família Doria-Pamphily  y en la actualidad es su residencia. La Iglesia Sant’Ignazio cuya construcción se inició en 1626, está dedicada a San Ignacio de Loyola, y sigue el mismo esquema que su predecesora II Gesú. Es la iglesia del Colegio Ramano de los Jesuitas.      
Volví a la Piazza de la Rotonda para visitar el Panteón uno de los monumentos de la antigua Roma más célebres por su excelente estado de conservación y su impresionante cúpula que constituye todo un prodigio de la ingeniería. El Panteón era un templo romano dedicado a todos los dioses, construido por el emperador Adriano.     
En el norte de la ciudad la Piazza del Popolo antigua Porta Flaminia que da a la entrada a la plaza. En el centro tiene el obelisco de Ramsés II uno de los más alto de Roma.  En el lado sur al comienzo de Via del Corso están las iglesias gemelas de Santa Maria di Montesanto y Santa Maria dei Miracoli de Carlo Rainaldi con sus cúpulas diferentes.     
Por último la Isla Tiberina se formo cuando los romanos arrojaron al río el grano acumulado por el odiado rey Tarquinio el Soberbio en el siglo VI a.C. Tiene forma de nave y hay que cruzarla por le Ponte Fabricio, el más antiguo aún en uso sobre el río y desde el Trastévere por el Ponte Cestio.       

En Campo de’ Fiori es uno de los lugares más pintorescos de la ciudad. Todas las mañanas se celebra un mercado romano desde que fuera trasladado de Piazza Navona (1869). Los puestos de frutas y verduras continúan siendo de madera y están cubiertos con toldos para proteger las mercancías como antaño. En el centro de la plaza está la estatua del filósofo Giordano Bruno. 

El Coliseo es el monumento más grande de la antigua Roma y el símbolo de la ciudad. Comenzado por Vespasiano en el año 72 a.C. El anfiteatro Flavio tomó en el siglo VIII el nombre de Coliseo porque no lejos de aquí se encontraba la gigantesca estatua del simpático Nerón representado como dios Sol (Coliseo=Coloso).      

Coliseo
Delante el magnífico Arco de Constantino el mejor conservado que fue mandado construir en el año 312 de nuestra era tras la victoria del emperador sobre Majencio en el puente Milvius. Está formado por tres arcadas, merece la pena, no sólo por su proporciones mide 21 metros de alto por 26 metros de ancho, sino también por su decoración procedente en parte de monumentos del siglo II a. C.

De las siete colinas de Roma, el Palatino es la más célebre porque es el lugar donde Rómulo fundó la ciudad de Roma a mediados del siglo VII a. C. El Palatino, barrio residencial en la época republicana, se convertiria durante el imprerio en el lugar de la residencia imperial. Hay que destacar La Domus Flavia  que sirvió de residencia imperial hasta finales del siglo III, La Domus Augustana la casa de Augusto la residencia personal donde se encontraban sus apartamentos privados y los de su familia, el criptoporticus un pasillo en parte subterráneo que une la casa de Augusto y Livia con los palacios imperiales, los Jardines Farnese creados en el siglo XVI por el ilustre cardenal Farnese en la ruinas del palacio Tiberio.    

Me acerqué la la terraza del Casino para disfrutar de las vistas sobre el foro y el Coliseo.   

Al lado el Foro Romano que era el centro político, económico, social y religioso de la Antigua Roma. En el recorrido te encuentras con el Arco de Septimio Severo adornado con escenas guerreras que ilustran las victorias de este emperador sobre los partos y el Templo de Rómulo edificio circular cuya sala posterior fue transformada en la iglesias de los Santos Cosme y Damián. Tiene una magnífica fachada con dos columnas de pórfiro y puertas de bronce del siglo IV d.C.    

Y los Foros Imperiales  donde César fue el primero que ordenó las ampliaciones ya que el Foro Romano resultó ser demasiado pequeño. Aquí está el Foro de César con los restos del Templo de Venus Genitrix, edificado por César para agradecer a Venus madre el haberle permitido vender a su rival Pompeyo y el Foro de Augusto su construcción comenzó en el año 31 a. C.   


Ciudad Vaticano
El Estado de la Ciudad Vaticano nació con el tratado de Letrán, firmado por la Santa Sede e Italia en 1929.
Está situada no lejos de la orilla derecha del río Tíber, sobre una colina que forma parte de los Montes Vaticani.
Guardia Real
Es el país más pequeño del mundo con una superficie de 0,44 km², delimitado en parte por unas murallas y llega hasta la Plaza de San Pedro.
Las entidades y las oficinas de la Santa Sede están situadas en inmuebles de la ciudad  de Roma, como la oficina de correos donde se pueden adquirir los sellos y su propia moneda.
La población son unos 800 personas, de las cuales, más de 450 gozan del derecho de ciudadanía vaticana
Visito la enorme Plaza de San Pedro presidida por el obelisco y las fuentes donde se ven unas cuantas columnas y una gran cola para entrar en la Basílica de San Pedro.
El último arquitecto fue Bermini, que diseñó la grandiosa plaza oval con su impresionante columnata. El Obelisco Vaticano mide 25,5 metros, es el único obelisco de la antigüedad de Rosa que sigue en pie. En su parte superior se sustituyó un águola romana por el actual globo de la reliquia de la cruz de Cristo
La Basílica de San Pedro es el templo más grande e importante de la religión católica del mundo. Se mandó construir una basílica en la colina Vaticana donde, según manda la tradición, fue crucificado y enterrado San Pedro y que fue terminada en el año 349.
En 1546 se hizo cargo Miguel Ángel de diseñar la impresionante cúpula de enormes dimensiones, 132,50 metros de altura y 42 metros de diámetro. En el año 1626 fue finalmente consagrada por el Papa Urbano VII.   
Musei Vaticani
El interior, es una nave central de 187 metros que tiene una capacidad para unas 60.000 personas. Tiene 45 altares y 11 capillas donde se reúnen innumerables obras de artes de los mejores artistas de la época. En la primera capilla a la derecha la famosa Pietà obra de Miguel Angel en 1499, una de las pocas obras procedentes de la antiguo basílica junto a la estatua en bronce de San Pedro. En el altar mayor se encuentra el impresionante baldaquino de bronce de Bernini cuyas columnas salomónicas tienen una altura de 20 metros. Como dato curioso, aquí el Pontífice es el único que puede celebrar misa.
Visitas los Musei Vaticani con un 7 km. aproximadamente reúne una de las colecciones de arte más importantes del mundo, donde se destaca la Stanze de Rafael o la Pinacoteca y, para terminar la Capilla Sixtina el lugar más conocido del Vaticano por los bellos frescos de Miguel Angel y por ser el sitio donde se desarrolla el cónclave para la elección del nuevo papa. 


Alojamiento

Hotel Oly **** Via Santuario Regina degli Apostoli, 36 de Roma. El hotel está situado en una zona tranquila a 15 minutos a pie de la estación de metro de San Paolo. Las habitaciones son amplias e incluyen aire acondicionado. Todas tienen conexión a internet por cable gratuita, TV vía satélite con canales de pago y nevera pequeña. El aparcamiento al aire libre es gratuito, mientras que el garaje cubierto con lleva un suplemento.
Restaurantes, bares y cafetería
Mami Café en Di Maurizio Vaglia de Roma. Cerca del metro Basílica de San Pablo es ideal para tomar un capucciono o un tentepie. 
The Corner en la via San Salva, 3 de Roma.
Ristorante - L'Osteria de Roma.
Antica Salumeria en la Piazza de la Rotonda, 4 de Roma.
Ape Bar en Largo dei Librari, 90 de Roma. El local se encuentra muy cerca de Campo dè Fiori donde puedes descansar tomando algun referesco en su amplia terraza.  
Casette di Campagna en Via Affogalasino, 40 de Roma. Situado en un entorno natural a las afueras de Roma en el Valle dei Casali.      
 Ristorante Gino 51 en Via della Lungaretta, 85 de Roma. En la calle principal del Barrio Trastévere se encuentra este restaurante con una rica cocina italiana de pasta y pizza muy bien elaborada, con aperitvios, vinos y horno de leña. También disponen de una pequeña terraza.  
Compras


Mama Bijoux en la Via del Seminario, 88 (Pantheon) de Roma 

Piamonte
Es la capital de la región del Piamonte con una superficie de casi 130,2 km² y está situada al margen occidental de la llanura Padana entre las colinas del Po y los Alpes. 
Turín
Es la cuarta ciudad de Italia por número de habitantes después de Roma, Milán y Nápoles. Tiene como industria predominante la automovilística, flanqueada por la suplementaria: siderurgia, metalmecánica de los motores aeronáuticos y navales.
Empecé mi itinerario en la Piazza Castello proyectada en 1584 por el arquitecto Ascanio Vitozzi que representa el corazón monumental de la ciudad. Parte de la plaza está englobada en el interior de la verja diechiochesca de Pelagio Pelagi con el Palacio Real (Palazzo Reale) realizado por Carlo y Amadeo di Castellamonte en 1646 para cuya realización fueron necesarios catorce años, fue la residencia de los Saboya hasta 1865. Está considerado unoi de los más suntuosos palacios reales europeos.  En el centro el Palacio Madama (Palazzo Madama), que con su elegante fachada, hace de fondo a cuatro fuentes que se alzan en el suelo. Se puede visitar gratuitamente el patio medieval y la escalinata. Al otro lado  la Iglesia de San Lorenzo una de las más bellas en estilo barroco europeo, con una cúpula que dicen que se refleja la cara de un diablo.
La Via Roma realizada en la segunda mitad del siglo XVII por Amedeo di Castellamonte, ha sido reconstruida en 1931 y 1937. Tiene una longitud de 732 metros y pórticos a ambos lados que permite pasear a cubierto desde Porta Nuova hasta Piazza Castello. Está considerada la calle de las compras por excelencia donde se hallan las boutiques de lujo.
El epicentro goloso de Turín es precisamente la Piazza San Carlo  realizada en la primera mitad del siglo XVII según el proyecto de Carlo di Castellamonte, está considerada el salón de Turín. Su forma es rectangular y a los dos lados presenta edificios barrocos espectaculares. En el lado meridional las iglesias gemelas de Santa Cristina y San Carlo ambas con estructura del siglo XVII. En el centro el monumento ecuestre apodado “Caval’d brons”, en honor a Emanuele Filiberto de Saboya, en la zona hay la Galleria San Francesco en la plaza. No te vayas sin haber probado en alguna de sus confiterías los dulces o el chocolate.
La Porta Palatina  era la puerta principal para el acceso a la antigua Augusta Taurinorum. Data del siglo I d.C. y está flanqueada por dos torres de aproximadamente 30 metros de altura. Es la única entrada conservada de las cuatro que se abrían a lo largo de las tapias y uno de los mejores ejemplos existentes de puerta romana.
En la Piazza de la Republica con el Mercado Porta Palazzo que acoge cada dia durante todo el año, el mercado al aire libre más grande de Europa.
Coger la Via Della Consolata donde se encuentra el Quadrilátero Romano el barrio se presenta en una de las zonas más antiguas de la ciudad junto a la Basilica della Consolata dedicada a la Virgen del Consuelo, convertida en la protectora de la ciudad a partir del siglo XII y más tarde invocada durante el asedio de 1706 y la peste de 1835. A su lado el campanario de San Andrea, único resto de la preexistente iglesia benedictina. Hay la bonita Piazza della Consolata donde esá el Café al Bicerín de 1763.
Continuar por la Via della Orfane hasta Giardino della Citadella, coger la Via Barbaroux hasta la Via Garibaldi un bonito paseo hasta llegar a la Catedral (Duomo) el único ejemplo de arquitectura sagrada  renacentista en Turín y está dedicado al patrón de la ciudad: San Giovanni Battista. En el interior es simple y lineal en su austeridad, pero hay que destacar la Capilla Santo Sudario que acoge la sábana sagrada. , el ayuntamiento y la Porta Palatina.
Delimitada la Via Barbaroux, Via Mercanti y Via San Tommaso estamos en el Barrio de los Guardainfantes una de las zonas más antiguas de la ciudad. Debe su nombre a los guardainfantes, o sea las voluminosas estructuras de madera con las que por aquel entonces las señora utilizaban para aumentan el volumen de sus faltas. El encanto y la atmósfera que se respiran en esta zona de anticuarios, talleres artesaneles, mercerías, gastronomías y enotecas.
Una de las vias principales es Via Garibaldi un lugar antiquísimo frecuentado durante más de 2000 años: en la época romana de hecho era el Decumanus, es decir, la calle principal en cuya extremidad se encontraban Porta Segusina. Con más de un kilómetro de longitud, es una de las calles principales para ir de compras, es donde se ubican las firmas internacionales.
La otra gran artería es la Via Po proyectada en 1673 por Amedeo di Castellamonte, une Piazza Castello con Piazza Vittorio Veneto. Con una longitud de 700 metros y protegida por unos característicos soportales a ambos lados nacidos durante el primer plan de urbanismo ideado por los Saboya. Recorriéndola podemos apreciar la Iglesia Santíssima Annunciata del finales del s. XVII, las sus tiendas vintage y de segunda mano, así llegamos a la Plaza Vittori Veneto.
Mole Antonielliana
Está plaza es una de las más grandes de Europa, 320 metros de longitud y 10 metros de ancho, proyectada en 1825 por el arquitecto Giuseppe Frizzi. Circundada de pórticos por tres lados, llena de locales de moda, se asoma al Po a través de los Murazzi (diques del Po) construidos hacia 1880 tenían la función de bodegas y de depósitos para los barcos y el Puente Vittorio Emanuele I que la comunican con la Iglesia de la Gran Madre de Dios.
El Parque del Valentino es el pulmón verde de la ciudad, con sus más de 500.000 m², es uno de los parques urbanos más extensos de Europa. En el interior del parque está situado el homónimo Castillo, el Burgo Medieval y la Fuente de los Meses.

Visita a la Mole Antonielliana construida en 1863 bajo el proyecto de Alessandro Antonelli, estaba destinada a ser el templo de la Comunidad Israelita de Turín. En mayo de 1996 se mucho en marcha, por voluntad de la ciudad de Turín, la obra de rehabilitación funcional y de restauración del edificio para signarlo sede del Museo Nacional del Cine. En el interior del museo, único en el mundo verás dignas colecciones de objetos en rodajes y fotografías, pero lo más espectacular es el espacio expositivo ubicado bajo la colosal cúpula, y un ascensor panorámica que te lleva hasta la terraza a 85 metros del suelo de la subida al ascensor con un excelente mirador a la ciudad italiana.
Una visita obligada es al Museo Egipcio  que consta de 13 salas y la sala de los reyes. Fue fundado en 1824 por Carlo Felice que adquirió la colección del cónsul de Francia en Egipto, fue posteriormente ampliado con los restos provenientes de las excavaciones de Ernesto Schiaparelli. Hoy en día, con sus 30.000 restos, es el segundo museo egipcio del mundo después del que se encuentra en El Cairo.
Museo Egipcio
Sigue hacia la Piazza Carigmano uno de los rincones más elegantes y sugestivos de la ciudad. En esta plaza destacamos la estatua de Vicenzo Gioberti que está en el centro, el Teatro Carignano y el Palazzo Carignano el edificio de las dos fachadas, donde nacieron Carlo Alberto y su hijo Vittorio Emanuele II, primer rey de Italia con fachada está el Palazzo y la piazza.
Coger el tranvia nº 7 realiza un interesante un tour turístico pasando por el Arco de Valentino, la estatua del Corso Vittorio Emanuele, …
Pasea por los soportales de Via Pietro Mica se llega a la Piazza de Solferino que está rodeada por edificios del siglo XVIII como el Edificio Ceriana realizado por Carlo Ceppi, acoge en el centro, el monumento Ferdinando, Duque de Génova. En la parte norte de la plaza se encuentra la espectacular Fuente Angelica obra de Giovanni Riva de 1929, uno de los puntos de la Turín esotérica.
Más adelante la Piazza Statuto una importante plaza en la época romana que se presenta elegante y austera, circundada por tres lados de edificios porticados con, en el centro, el gran monumento conmemorativo al túnel del Frejus de Luigi Belli de 1879

Alojamiento
Pacific Hotel Fortino en la Strada del Fortino, 36 de Torino. www.pacifichotels.it Este hotel está situado junto al río Dora, y tiene un jardín tranquilo con terraza de verano y habitaciones clásicas con aire acondicionado. Ofrece aparcamiento en garaje y WiFi gratis. El hotel está a 15 minutos a pie o a un corto trayecto en tranvía del centro de la ciudad y a solo 700 metros de la estación de tren de Torino Dora, que enlaza con el aeropuerto. 
Cafeterías y restaurantes
Café Savoia en la Piazza Castello, 153 de Torino
- Birreria Pizzeria II Pirata en Via Cigna, 23 F de Torino
Bottega Esterna Ferraris en la Piazza della Republica, 26 de Torino
Neuv Caval d’Ebrons en la Piazza San Carlo, 155 de Torino 
- Café al Bicerin dal 1763 en la Piazza della Consolata, 5 de Torino. www.bicerin.it Es otro de esos locales históricos abiertos en 1763, donde presumen de haber inventado la bebida turinesa por excelencia: el bicerin a base de chocolate, café y nata líquida. Es exquisito y perfecto cuando el frío aprieta.  
Caffe Vittorio Veneto (1878) en la Piazza Vittorio Venetto, 2 de Torino. Este local ofrece una bonita vista panorámica a la encantadora Piazza Vittorio Veneto. La Cafetería ofrece excelentes desayuno, para el almuerzo hay platos típicos italianos así como una selección de bocadillos y platos frios van acompañados de un buen vino. 
- Caffe Vergnano 1882 en la Via Montebello, 20 de Torino 
Casa Gourmet en la Via Garibaldi, 10 de Torino
Ristorante Pamevino en la Piazza della Consolata, 1 de Torino 
Caffe Break en Via San Francesco de Paula, 10 de Torino
Café Creme en la Piazza de Solferino, 3 de Torino. En un lado de la plaza está este local con una pequeña terraza reguardado del frío cuando llega el invierno.
Guia
- Idiomas para viajar: italiano de la Editorial Anaya Touring


EMILIA ROMAÑA
Esta región del norte encierra un rico e interesante pasado que es fácilmente evidenciable a lo largo de su territorio. Limita con la región del Piamonte, Toscana, Liguria y Marcas. Su capital está en la ciudad de universitaria de Bolonia.
Bolonia
La ciudad posee unos de los recintos medievales renacentistas más amplio de Europa. La ciudad conserva su fisonomía peculiar en amplias calles, la mayoría porticadas que representan el paso a la explosión arquitectónica y artística del renacimiento.
Cogí el autobús nº 13 que para en la Porta de San Felice camino todo recto hasta la Vía Ugo Bassi donde aparece el Palazzo d’Accursio o Comunale un enorme edificio de planta rectangular formado por sucesivas edificiaciones y distintas intervenciones a lo largo de los siglos. En el interior visité en el segundo piso la Sala Farnese desde la que se contempla una maravillosa vista de la Piazza Maggiore y la Sala Borsa que alberga la Biblioteca. En la actualidad es la sede del Consejo Comunal.
La Piazza Maggiore es un gran espacio que aglutina historia y arte y al mismo tiempo punto de reunión y trasiego continuo de universitarios, visitantes y boloñeses que van de compras o quieren sentarse en una de sus terrazas. 
Palazzo d'Accursio
Mirando al norte destaca el Palazzo del Podestà asiento del poder municipal construido en el siglo XIII y reformado a finales del XV en estilo renacentista. En los bajos porticados del palacio está la oficina de turismo.
En frente, se alza la Basílica de San Petronio un tempo de grandes dimensiones que empezó a construirse a finales del siglo XIV según los planos de Antonio di Vincenzo, pero nunca llegó a terminarse. Es curioso el contraste que produce la sección inferior de la fachada, cubierta de mármol y decorada con relieves de santos con la parte superior que aún muestra el ladrillo desnudos sobre el que debía ir el mármol. Sus enormes dimensiones hacen de ella una de las más grandes de la cristiandad. El interior, impresionante, contiene vidrieras policromadas de Giacomo de Ulma e importantes obras de arte.  con una gran atrio,con columnas con arcos de gran altura. También hay un reloj astrológico que al mediodía (13 horas en invierno y 14 horas en verano) un rayo de luz entra por un orificio del techo y cae en dicho reloj. 
A la izquierda arranca la Via dell’Archiginnasio la sede de la Universidad en la época del poder papal, hoy convertida en bibiloteca. El patio está decorado con cientos de escudos de armas de los estudiantes más ilustres. 
En la Piazza Nettuno está el Palazzo del Podestà asiento del poder municipal construido en el siglo XIII y reformado a finales del XV en estilo renacentista. Detrás la torre dell’Arengo rodeada de columnas románicas en cuyo interior está la gran campana de la ciudad. En los bajos porticados del palacio está la oficina de turismo de Bolonia. Unido a este edificio el Palazzo di Re Enzo comenzado a construir en 1244 con el nombre de palazzo novo y que acabó tomando el nombre del hijo del emperador Federico II y en el centro la Fontana de Nettuno.
En la sede de la Universidad con la visita a la Biblioteca Cívica que alberga un interesante Teatro Anotómico donde los profesores de la Universidad realizaban las disecciones para las clases de anatomia.
En la Via Castiglione se abre la Piazza della Mercanzia flanqueada por diversos edificios góticos entre los que destaca el bellísimo Palazzo della Mercanzia cuyo bares de los soportales están entre los preferidos de los universitarios. Muy cerca, el Palazzo Nuove Pepoli que perteneció a la família Pepoli que está estrechamente ligada a la ciudad y el  Palazio que lo compró en 1276. El interior es sorprendente por su decoración en paredes y techos, así como la gran escalera y una sala de recepciones.
El símbolo de la ciudad son las Due Torri que se levantan en la Piazza di Porta Ravegnana como testigos de una época en la que la ciudad estaba cubierta de ellas. La más alta és la Torre Asinelli a 98 metros de altura y a su lado la Torre Garisenda que parece su escudero. En la plaza está la Iglesia San Bartolomeo de estilo barroco y desde aquí arrancan radialmente seis de las principales calles de Bolonia: Via San Vitale, Strada Maggiore, Via Santo Stefano.
Cogí la Via Zamboni llena de soportales se llega a la Pinacoteca Nazionale donde se conservan obras de artistas locales, aunque la colección cuenta con piezas notables de pintores extranjeros. En esta zona se concentran numerosos edificios civiles y religiosos neoclásicos y renacentistas como Palazzo Magnani, la Cerchia dei Torressott con el oratorio de Santa Cecilia, además de las dependencias de las Universidad. En la Piazza Verdi se levanta la fachada góticoa de la Iglesia de San Giacomo Maggiore en cuyo interior renacentista y barroco destacan las pinturas de Ludovico Carraci. Lo más interesante de la iglesia es la capilla Bentivoglio un lugar de enterramiento de la familia que gobernó la ciudad decorada con frescos de L. Costa y una tabla de F. Francia.
Santo Stefano
Cogí la Via Santo Stefano que acaba en una bonita plaza irregular a la que se asoman varios palacios de los siglos XV y XVI, la Piazza Santo Stefano en cuyo fondo se hallan cuatro de las siete iglesias románicas que formaban el conjunto que se conoce como Santo Stefano
En la Via Farini y la Via d’Azeglio están la mayoría de los esparates como las Galleria Cavour, pero también hay algun otro monumento como la Iglesia San Paolo de estilo barroco con obras de Guercino y L. Carraci. Muy cerca, la  Iglesia del Santo Spirito del siglo XV con una curiosa fachada de ladrillo y detrás de la iglesia de San Paolo el Collegio di Spagna en el que los estudiantes españoles llevan alojando desde la Edad Media. Cerca se levanta la Iglesia de San Domenico construida en el siglo XIII por los dominicos para albergar los restos de su fundador, que se halla enterrado en una de las capillas de la derecha.
Terminé el día en el Mercado in de Mezzo en la zona entre Via Drapene, Via Clavature y las calles de alrededor, que además de los productos frescos que se exponen por la mañana tiene la mejor grastronomia de la ciudad en sus fabulosas tiendas de alimentación.
La Porta Saragoza corresponde a la segunda mitad del siglo XIII y fue modificada por Enrique Brunetti Rodati. Aunque solo queda el cuerpo central y parte de uno adyacente, formaba en la Edad Media un macizo complejo de vigilancia con casa del capitán, torreón, foso y distintos puente levadizos.
En la Via Saragossa está el Arco del Meloncello, construido en 1732 por Carlo Francesci Dotti en estilo barroco para unir los pórticos de la calle con los que conducen al Santuario de San Luca.
Pórtico del Santuario della Madonna di San Luca
Subir y bajar el Santuario della Madonna di San Luca es toda una hazaña, pero también un paseo agradable y aconsejable, a través de los pórticos y con unas hermosas vistas a la ciudad. El cenobio di San Vittore, más cercano, es un complejo monacal surgido en la Alta Edad Media que ha sufrido grandes avatares en su historia.
En la Piazza Porta Ravagnama que sale la Strada Maggiore que a través de la Corte Isolani un edificio del siglo XIII con unas enormes vigas de madera sujetan un pórtico de 9 metros. Esta era la calle principal de la época dorada medieval y aún puede respirarse ese estilo más tosco e irregular. Bajando por esta via se pasa la Iglesia de Santa Maria dei Servi que se empezó a construir a mediados del siglo XIV y se concluyó a principios del siglo XVI. Justo enfrente el Palazzo Bargellini una de las pocas mansiones señoriales construidas “a la romana”, sin pórtico. En la esquina la Piazza Aldrovandi que desemboca en la Via San Vitale. 
En la Via dell’Independenza la antigua vertical de la cuadrícula romana convertida en una de las principales arterias de la ciudad con grandes hoteles, tiendas y mucho tránsito. En esta zona se ubica la antigua catedral de Bolonia que data del siglo XII y conserva un campanario románico del siglo XIII. Detrás del ábside, sale la Via Altabella con el Palazzo Arcivescovile palacio arzobispal del siglo XIII. Desde aquí se extienden hacia el noreste las callejuelas del bamo medieval entre las que destaca la Via Goito y la Via Marsala .

Cerca, la Iglesia San Francesco de estilo gótica levantada en el siglo XIII, tiene dos campanarios y reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial. En el exterior se conservan diversas tumbas curiosas.
La zona más antigua de Bolonia es el llamado Il Quadrilatero, el lugar donde los etruscos comenzaron a levantar la ciudad. Las calles más históricas son: Pescherie, Calzolerie, Caprarie, Orefici, Clavature, Drapperie, el pórtico del Pavaglione. También es el lugar ideal para sentarte a tomar un aperitivo bajo los pórticos o cenar en algún restaurante.

No hay que olvidar estas dos calles: a Via Farini y la Via d’Azeglio es donde están la mayoría de los escaparates.

Alojamiento 
Hotel Amadeus en la Via Marco Emilio Lepido, 39 de  Bolonia. El hotel esta ubicado a unos 20 minutos del centro histórico. El autobús nº 13 que tiene parada en la Porta San Felice.
Dónde comer
Pasticceria Caffeteria Enoteca Il Luca d’Amalfi en la Piazza dei Celestini, 3/a de Bolonia www.ilducadamalfi.it 
-  La Scuderia en la Piazza Giuseppi Verdi, 2 de Bolonia. Un gran local con ambiente joven donde sirven comidas o tomar algo. 
Caffe dell’Accademia en la Via Guerrazzi, 14/A de Bolonia 
- Sfoglia Rina en la Via Castiglione, 5/B de Bolonia 
Mio Bar en la via G Marconi, 1 de Bolonia 
-  Caffe’Teatro en la Via Saragozza, 225/E de Bolonia 
Gran Café en la Via Altabella, 12/AB de Bolonia  
-  Bar Al Bricco d’Oro en la Via Farini, 6 de Bolonia