CIUDAD VATICANO

El Estado de la Ciudad Vaticano nació con el tratado de Letrán, firmado por la Santa Sede e Italia en 1929.
Está situada no lejos de la orilla derecha del río Tíber, sobre una colina que forma parte de los Montes Vaticani.
Guardia Real
Es el país más pequeño del mundo con una superficie de 0,44 km², delimitado en parte por unas murallas y llega hasta la Plaza de San Pedro.
Las entidades y las oficinas de la Santa Sede están situadas en inmuebles de la ciudad  de Roma, como la oficina de correos donde se pueden adquirir los sellos y su propia moneda.
La población son unos 800 personas, de las cuales, más de 450 gozan del derecho de ciudadanía vaticana
Visito la enorme Plaza de San Pedro presidida por el obelisco y las fuentes donde se ven unas cuantas columnas y una gran cola para entrar en la Basílica de San Pedro.
El último arquitecto fue Bermini, que diseñó la grandiosa plaza oval con su impresionante columnata. El Obelisco Vaticano mide 25,5 metros, es el único obelisco de la antigüedad de Rosa que sigue en pie. En su parte superior se sustituyó un águila romana por el actual globo de la reliquia de la cruz de Cristo
La Basílica de San Pedro es el templo más grande e importante de la religión católica del mundo. Se mandó construir una basílica en la colina Vaticana donde, según manda la tradición, fue crucificado y enterrado San Pedro y que fue terminada en el año 349.
En 1546 se hizo cargo Miguel Ángel de diseñar la impresionante cúpula de enormes dimensiones, 132,50 metros de altura y 42 metros de diámetro. En el año 1626 fue finalmente consagrada por el Papa Urbano VII.   
Musei Vaticani
El interior, es una nave central de 187 metros que tiene una capacidad para unas 60.000 personas. Tiene 45 altares y 11 capillas donde se reúnen innumerables obras de artes de los mejores artistas de la época. En la primera capilla a la derecha la famosa Pietà obra de Miguel Angel en 1499, una de las pocas obras procedentes de la antiguo basílica junto a la estatua en bronce de San Pedro. En el altar mayor se encuentra el impresionante baldaquino de bronce de Bernini cuyas columnas salomónicas tienen una altura de 20 metros. Como dato curioso, aquí el Pontífice es el único que puede celebrar misa.
Visitas los Musei Vaticani con un 7 km. aproximadamente reúne una de las colecciones de arte más importantes del mundo, donde se destaca la Stanze de Rafael o la Pinacoteca y, para terminar la Capilla Sixtina el lugar más conocido del Vaticano por los bellos frescos de Miguel Ángel y por ser el sitio donde se desarrolla el cónclave para la elección del nuevo papa. 

Fin de semana en Ciudad Vaticano

Si viajas a Roma en un fin de semana y no es la primera vez que la visitas, verdad que siempre dices que queda algo por ver, pues os voy a contar lo que yo hice.
Lo primero ir a la Ciudad del Vaticano que tenía reserva una visita guiada la Necrópolis del Vaticano. Este auténtico cementerio romano y tumbas que datan de los siglo I y IV, incluida la tumba del apóstol Pedro, el primer Papa del cristianismo se encuentra debajo de la Ciudad del Vaticano, a profundidades que varían entre 5 y 12 metros debajo de la Basílica de San Pedro.
La necrópolis fue soterrada tras la construcción por Constantino, en el siglo IV, de una Basílica en conmemoración del enterramiento de Pedro. Posteriormente, con la construcción de la actual Basílica, la necrópolis quedó olvidada durante siglos, y fue sólo a partir de principios del siglo XX que se empezó a excavar para descubrir los restos.
Cúpula de la Basílica de San Pedro
Una vez terminada la visita, puedes acceder sin hacer colas a la cúpula de la Basílica de San Pedro. Una vez entras a la basílica camina un poco y mira a la derecha: verás la indicación “Cupola”. Sigue la señal llegarás a la taquilla de venta de billetes, junto al ascensor que asciende a la cúpula. Hay dos opciones: subir todo el recorrido a pie, son 551 escalones o subir parte en ascensor y el resto a pie, que serían 320 escalones.
Si subes en ascensor llegarás a una balconada interior que es realmente la base de la cúpula. Aquí puedes detenerte tranquilamente a mirar de cerca la gran cúpula, los bellos mosaicos o bonitas perspectivas del interior de la Basílica desde arriba.
Panorámica desde la cúpula de la basílica
Desde aquí puedes empezar a subir la escalera en espiral que asciende a la parte superior o bajar unos escalones que te llevan a una terraza en la que encontrará servicios, una fuente de agua, una tienda de souvenirs y una cafetería. Desde la terraza se tienen vistas a la plaza y a las estatuas superiores. 
Si subes la escalera de caracol toma aire y prepárate para una ascensión a través de un estrecho espacio solo amenizado por pequeñas ventanas que te permiten tener vistas al exterior. Una vez arriba está el plato fuerte de la visita: la magnífica panorámica de la Plaza de San Pedro y de toda la ciudad de Roma en 360º.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HUNGRIA

ESLOVAQUIA

ITALIA